Enfermedades caninas.

En esta sección podremos conocer mejor algunas de las enfermedades que afectan al perro.  

 

La Rabia :El principal foco de contagio es el contacto con aninales no domésticos infectados y se transmite a traves de la saliva durante una mordedura, conduciendo casi sin excepción a la muerte. (afecta a todos los mamíferos, incluidos los humanos). Los síntomas aparecen de una semana a unos meses después de que se produce el contagio, aunque generalmente no son perceptibles con facilidad al usuario inexperto. En la actualidad la mayoría de los perros infectados con la rabia, padecen torpor, y más adelante se suele producir una parálisis que comienza en la mandibula inferior y que provoca agravamiento de voz y flujo salival.
»» Es muy aconsejable la vacunación preventiva, por lo inocua y eficaz que resulta.

 

Leptospirosis(infección canina de Stuttgart) : El pricipal foco de contagio es el contacto con orina infectada, y está causada por una especie de bacteria (leptospira icterohaemorragiae) que provoca daños en el riñon y el higado, pudiendo ser mortal en los casos más graves. Esta bacteria se encuentra frecuentemente en roedores y en el agua, por lo que los perros de caza son potenciales receptores de ésta. Los síntomas de leptospirosis son en su inicio un debilitamiento de la parte posterior del cuerpo y posteriormente un debilitamiento general, que se pone de manifiesto en la dificultad para subir escaleras y posteriormente en un estado de postración del perro; Tambien se produce un enrojecimiento de los ojos y un empeoramiento si se suman diarreas y vómitos. Los ojos y la mucosa de las fauces de color amarillento son signos evidentes de ictericia grave. Con un tratamiento a tiempo las perspectivas de curación son buenas.
»» Es muy recomendable la vacunación, aunque no es 100% efectiva.

 

Parvovirus : El principal foco de contagio es el contacto con animales enfermos o con sus heces. Un perro puede padecerla a cualquier edad, aunque su gravedad depende de la misma. Los cachorros son la población de mayor riesgo porque mueren rápidamente por inflamación del músculo cardíaco. En los perros adultos se caracteriza por fiebre elevada vómitos continuos y diarrea con sangre. Además se muestran apáticos e inapetentes.
»» El contagio se preduce de perro a perro, no se contagia de gato a perro ni viceversa.
»»
La vacunación es muy efectiva y especialmente recomendable para los cachorros y perros jóvenes.

 

El moquillo :Es una enfermedad vírica muy contagiosa. Son especialmente vulnerables loscachorros aunque también la pueden contraer los perros viejos u adultos debilitados por parásitos, otras enfermedades o preocupaciones anímicas. Esta enfermedad se hace visible antes de una semana desde que se poduce el contagio en forma de resfriado grave seguido de un acceso de fiebre. El perro puede tener los ojos enrojecidos, moquearle la nariz,y estar apático e inapetente. Tras el virus determinadas bacterias colonizan algún órgano que anteriormente ha sido debilitado:
pulmón - moquillo pulmonar
ojos - moquillo ocular
También se puede dar el "moquillo neurológico" que suele ser causa de epilepsia canina.
»»Si sospecha que su perro puede estar infectado por el moquillo, acuda al veterinario, no quiera tratarlo usted mismo.

Junto al moquillo clásico se puede dar otra afección: el endurecimiento de las almohadillas y la trufa. En esta afección no se dá el segundo acceso de fiebre y son frecuentes los accesos de muerte rápida. si el perro sobrevive a la segunda semana de enfermedad se le endurecen las almohadillas y la trufa, de ahí el nombe de ésta afección.
Un perro que halla sobrevivido al moquillo puede contagiar a otros perros hasta 2 meses despues de haber superado la enfermedad a traves de sus heces. No obstante fuera del cuerpo del perro, el virus muere aproximadamente al cabo de un día estando a unos 20º, y más rápidamente si la temperatura es mayor o está expuesto a la luz solar.
»» El moquillo debería evitarse mediante una inyeción garantizada, el tratamiento es un recurso de excepción.

 

Hepatitis infecciosa : Los cachorros suelen morir subitamente,sin posibilidad de aplicarles un tratamiento, por otro lado los perros adultos, al igual que en el moquillo presentan un resfriado grave acompañado de fiebre. Si se presiona en el vientre del perro, este dará muestras de dolor. Con tratamiento facultativo en perros adultos las expectativas de curación son mayores que en el moquillo.

 

Tos de las perreras : Esta enfermedad se produce cuando cuando se mantienen a varios perros en una perrera(por ej. durante exposiciones o en residencias caninas), ésta infección produce una tos seca y muy molesta que dura varias semanas y aunque no pone en peligro la vida del animal, si no se trata adecuadamente puede convertirse en crónica.

 

Leishmaniosis : ¿Qué es la Leishmaniosis? Es una enfermedad producida por un protozoo (Leishmania infantum), y que se transmite "siempre" mediante la picadura de un insecto muy parecido a los mosquitos, llamado Flebotomus perniciosus.Cuando un mosquito (flebotomo) no infectado, pica a un animal infectado, toma parásitos (leishmania) de la piel. Dentro del estómago del mosquito, las células infectadas se rompen y los parásitos se liberan y cambiansu forma volviendose alargados. Estas formas alargadas flotan en el contenido estomacal y se adhieren a la pared intestinal. En unos pocos días, el estómago del mosquito está repleto de parásitos. Cuando la hembra (es la unica que transmite este parásito) vuelve a picar, deposita los parásitos en la piel del perro. Aparece una minúscula lesión dérmica (denominada chancro de inoculación) en el punto de picadura, habitualmente en la nariz o la oreja. Ahí, el parásito coloniza los macrófagos y sufre un cambio morfológico a su forma original redondeada. A medida que el chancro desaparece lentamente, los parásitos se dispersan por la sangre a otros órganos internos.

En el perro afecta a diferentes sistemas orgánicos, normalmente  afecta al riñón, hígado  y piel, produciéndole alopecias, descamaciones, adelgazamiento y apatía. No obstante, un perro puede ser portador de la enfermedad y no tener síntomas durante un periodo largo de tiempo (periodo de incubación), lo que dificulta su diagnostico.

Imagen tomada por infrarrojos, en la que podemos comprobar como hay numerosos mosquitos picando en la nariz del perro. Cuando las condiciones medioambientales son favorables para la aparición de flebotomos, los perros reciben picaduras frecuentemente. Un perro puede llegar a ser picado unas cien veces por hora en cualquier tarde templada de verano.

El período de incubación puede variar entre 3 meses y 18 meses. De forma excepcional, la enfermedad puede permanecer en latencia durante varios años. Algunos perros son resistentes (probablemente debido a su genética) y, aunque reciban picaduras del  flebotomus, nunca mostrarán síntomas de la enfermedad.

Es una enfermedad grave porque no existe vacuna ni un tratamiento curativo 100% eficaz, simplemente existen tratamientos para controlar la sintomatología de la enfermedad, pero ésta, acompañará al animal hasta su muerte.

Al no existir curación, pero si control, siempre y cuando se coja a tiempo, es recomendable  realizar al menos un análisis de sangre al año,  para saber si presenta la enfermedad y en que estado se encuentra.

El primer síntoma clínico más habitual es la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y la nariz. Según avanza la enfermedad, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito. Son habituales las heridas en la piel, especialmente en la cabeza y las patas en las áreas donde el perro está en contacto con el suelo al tumbarse o sentarse. Cuando el cuadro se vuelve crónico, este se complica observando síntomas relacionados con insuficiencia renal en muchos casos

La Leishmaniosis canina aparece principalmente en muchos países de América Latina y en todos los países de la región mediterránea. En España las regiones más afectadas son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León.

Actualmente la única forma de evitar esta enfermedad es mediante la prevención, es decir, evitando que el mosquito pique a nuestro perro mediante productos repelentes. Hay productos en spray en pipeta disponible que dan una cierta protección contra la picadura del flebotomus. El último avance tecnológico es un collar impregnado de deltametrina,  con una eficacia demostrada del 95% frente a las picaduras de flebotomus (Scalibor® collar).

No es una enfermedad contagiosa para los humanos, ni por saliva, ni por sangre, ni  contacto con un animal infectado, es prácticamente imposible que una persona sana pueda desarrollar los síntomas de enfermedad. Nuestra respuesta defensiva frente a la infección es muy intensa y eficaz, siendo capaz de impedir la expresión de los síntomas. Solamente personas inmunodeprimidas pueden llegar a ser contagiados.