El sexto sentido canino.

Cesar Guzmán  

 

De los cinco sentidos que posee el perro, no voy a mencionar el gusto, pues no se sabe gran cosa al respecto ; sólo decir a modo de anécdota, que se dice que no tienen receptores para la sal, por lo que el sabor salado no podrían apreciarlo. Lo que si sabemos es que, los otros cuatro sentidos olfato, oido, vista y tacto, los tienen mucho más desarrollados que el ser humano en muchos aspectos, lo que en muchos casos nos lleva a pensar de manera erronea, que tienen un sexto sentido, que surgiría como resultado de la unión de todos.

 

>> El olfato en el perro, es el más desarrolado de todos, cualquier cánido posee una visión olfativa de su entorno impresionante, es el sentido por el que más información reciben, poseen unas 200-300 millones de células olfativas frente a los 5 millones que poseemos nosotros; esto puede darnos una idea y permitirnos hacer una comparación clara de hasta que punto, el perro puede afinar a la hora de recibir y distinguir distintos olores.

Los perros, a diferencia del ser humano, tienen el órgano vomeronasal, que está situado por detrás de la mucosa olfatoria y se comunica con la cavidad bucal. Este órgano, les permite extraer olores del aire, de sustáncias lamidas o ingeridas, mediante la disolución de éstas en la saliva y posterior transporte al órgano vameronasal para su procesamiento.

Esto es especialmente importante a la hora de la conducta de identificación y sexual, mediante las feromonas(sustancias químicas volátiles que los perros utilizan como señales para comunicarse - Las más volátiles las capta la mucosa olfatoria y las menos volátiles el órgano vomeronasal) , dando lugar a la conducta de flehmen, en la que levantan el labio superior, elevando la cabeza e inhalando aire por la boca. . ..aunque es más frecuente en los cánidos el pegar la lengua sucesivamente al paladar mientras se mantiene levantado el hocico.

Del mismo modo que nosotros utilizamos las fotos como una parte importante de nuestros documentos acreditativos de personalidad, el perro utiliza su olor personal y particular como elemento fundamental para identificarse ante los demás mienbros caninos, dejando contancia, al igual que hacemos nosotros en nuestros documentos , de su edad, sexo, status,raza...

Esta gran capacidad olfativa es aprovechada por el hombre, utilizándolo como perro de rastro o detector de drogas y explosivos, y no es de extrañar, cuando no hemos sido capaces aún, a pesar de los grandes avances tecnológicos de los que presume el ser hummano, de fabricar un aparato con tal capacidad para percibir, clasificar y distinguir un abanico tan amplio de olores como es capaz un perro. Aún me fascina ver en las noticias, como un perro policia es capaz de detectar con una exquisita facilidad estupefacientes escondidos en un vehículo, dentro del depósito de gasolina, envasados al vacio y habiendo rociado el vehículo con olores para intentar distraer a los perros.

>>El oido es el segundo sentido más desarrollado del perro. Posee unos pabellones auditivos muy grandes y una gran capacidad de orientación para buscar el origen del sonido. Gracias a esto obtienen una percepción muy elevada de los sonidos, siendo capaces de distinguir incluso sonidos muy leves y lejanos con facilidad.

El oído del perro es más sensible a sonidos de alta frecuencia, pudiendo percibir sonidos de hasta 60.000 Herzios frente a los 20.000 Hz que podemos nosotros. Además, son capaces de discriminar con bastante exactitud la procedencia de dos sonidos, con un mínimo de separación de 4-8º .

>>El tacto, también lo tienen muy desarrollado, tienen los receptores en la piel, en la base de los folículos pilosos,sobre todo de los pelos táctiles, más gruesos y rígidos y que al moverse estimulan las fibras nerviosas. Hay 5 clases de pelos táctiles: supraciliares, del mentón , cigomáticos , mandibulares y labiales; todos ellos situados en la zona de la cara, produciendoles las caricias un efecto relajante que disminuye la frecuencia cardiaca y la concentración de cortisol (estrés). Otras zonas especialmente sensibles son las de las almohadillas y sobre todo en la trufa, donde tienen receptores infrarrojos capaces de captar hasta pequeños cambios de temperatura.

>> La Vista: Podríamos decir, que la vista es el sentido que los perros tienen menos desarrollado; a pesar de ello, es mejor que el humano en muchos aspectos. El perro posee un gran campo visual, éste, varía de unas razas a otras, debido a la ubicación de sus ojos, más o menos separados entre sí , o, más o menos laterales. Pero lo cierto es que incluso las razas menos favorecidas, poseen un campo visual muy amplio, que oscila entre los 250º - 290º. Por otro lado el hecho de que los campos visuales de cada uno de sus ojos apenas se superpongan hace que no puedan calcular con exactitud la profundidad y la distancia.

A la izquierda podemos ver en gris, la amplitud del campo visual del perro.

La zona en gris más oscuro, es aquella zona en la que los campos visuales de cada uno de sus ojos se superpone y que es responsable de la capacidad mayor o menor de calcular la profundidad y la distancia.

Su capacidad visual les permite percibir con facilidad el movimiento de un objeto a más de 350 metros; y su visión nocturna aunque algo borrosa, les permite moverse sin dificultad y captar el movimiento a distancias similares. Además enfocan peor los objetos situados a menos de 50 cm, presentando algunas razas miopía.

Al perro, le brillan los ojos en la oscuridad bajo determinadas circunstancias; se debe a que poseen una capa de células por detrás de la retina ( tapetum lucidum), que refleja la luz que no ha sido absorbida por los fotorreceptores otra vez hacia la retina, con lo que se consigue mayor sensibilidad a la luz, produciendo además ese brillo reflector.

No distinguen los colores como el ser humano, los científicos sostienen que ven en blanco y negro, como en los televisores antiguos. Aunque habría que estudiar más a fondo este hecho. Esta creencia se basa en el estudio de la estructura de la retina del perro; me explico; en cualquier retina de cualquier ser vivo, hay dos tipos de células, "los bastoncillos", especialmente sensibles a la luz incluso de muy baja intensidad y "los conos", sensibles a los rayos luminosos de un determinado color. Pues bien, el perro posee muchos más bastoncillos que conos, por lo que no percibe muy bien los colores, pero posee una buena visión en condiciones de poca luz.

A la izquieda podemos ver nuestra percepcion visual de una determinada escena, mientras que a la derecha podemos hacernos una idea de como sería la percepción de la misma escena por parte de un perro, aunque quizás con algún matiz de color.

Sin embargo no se puede asegurar que los perros vean en blanco y negro, ya que, como he dicho, no se han hecho estudios suficientes ni concluyentes al respecto; de hecho en algunos experimentos se ha podido demostrar que el pequeño porcentaje de células cono que posee la retina del ojo del perro, les permite percibir algunos colores de diferente intensidad, especialmente, los cercanos en el espectro al azul, mientras que los cercanos al rojo no los perciben. Más recientemente se ha demostrado que los conos de los perros tienen 2 picos de absorción de la luz, para longitudes de onda que corresponden al azul-violeta y al amarillo-verde, por tanto tendrían visión dicromática.

Esta extrema y extraordinaria percepción del mundo que los rodea, es lo que hace, que en muchas ocasiones tengamos la impresión de que nuestro perro posee un sexto sentido, con el que consigue adivinar o predecir determinados acontecimientos. Tales capacidades adivinatorias no les son propias, lo que pasa es que la información que reciben por todos sus sentidos es tan abundante y de tanta calidad, que lo tienen a huevo para ejercer de "adivinos", especialmente ante el ser humano, que posee un mundo perceptivo muy limitado en comparación con ellos.

 

Un Cordial Saludo

Cesar Guzman